Horizonte Institucional

Fundación Inti Huasi “Casa del Sol” | Pedagogía Waldorf Bogotá

Los ideales pedagógicos de las escuelas Waldorf se fundamentan en la antroposofía,
ciencia espiritual que se ocupa del hombre como ser físico, anímico y espiritual.


El objetivo de la antroposofía es adquirir conocimiento de las realidades del mundo en su esencia, para comprender y responder a las necesidades de la vida humana en sus diferentes esferas. Existe un trabajo antroposófico en el ámbito de la educación, la pedagogía curativa, las artes, la agricultura biodinámica, las ciencias exactas y el orden social como sistema tripartito.

Una misión de la antroposofía es el desarrollo del pensamiento claro. Rudolf Steiner sienta los cimientos para comprender el pensamiento como actividad espiritual en uno de sus libros fundamentales: «La filosofía de la libertad». Esta actividad espiritual del pensamiento es un camino para proteger y fortalecer los gérmenes de la individualidad humana.

Así pues, los resultados de la antroposofía pueden ayudar a beneficiar la vida espiritual del hombre sin importar su nacionalidad, posición o religión, y hacia el futuro, pueden conducir hacia una vida social fundamentada en el amor fraternal.

Fundación Inti Huasi “Casa del Sol” -Pedagogía Waldorf BogotáFundamentación

La Pedagogía Waldorf ofrece un currículo que forma un todo coherente, construido para atender las necesidades del desarrollo evolutivo del ser humano; necesidades que se consideran desde lo físico-externo hasta lo anímico-espiritual, el ser interno esencial.

En este sentido, al niño le llegan los contenidos de las diferentes áreas, orientados a propiciar el fomento de las capacidades que van aflorando en cada edad: Imitación, imaginación y fantasía en la edad preescolar y primeros grados de la primaria; memoria, capacidad de juicio propio y pensamiento lógico en los años posteriores.

Tomar estas capacidades y cuidarlas, propiciando su desarrollo, requiere también unas exigencias para el adulto-educador, padre maestro, pues ha de ejercer esta tarea fundamental, desde su propia coherencia y trabajo interior.

Como lo plantea Rudolf Steiner “todo aquello que se dirige a la imaginación y se sienta de verás estremece y activa todos los sentidos y es recordado y aprendido, los años de la escuela son el momento para educar la inteligencia sensitiva, la educación debe ser una obra de arte, el mundo es bello”.


El creador de la pedagogía Waldorf, Rudolf Steiner, parte de un conocimiento físico suprasensible para el desarrollo de la antroposofía.